Se presentó el Centro de Orientación a Migrantes y Refugiados

Expusieron García, Curi, Avruj y otros funcionarios


En un acto realizado por la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, y la Corporación Buenos Aires Sur, en ocasión de la conmemoración del Día Internacional de Migrante, se presentó el "Centro de Orientación a Migrantes y Refugiados", como parte del Programa de Apoyo para la Integración Social del Migrante, "PAIS Migrante".

En la ocasión expusieron, por la DNM, su titular, Horacio García; el subdirector Nacional, Julián Curi; y el director de Asuntos Internacionales, Federico Agusti. Por la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural lo hicieron el secretario Claudio Avruj; y el director Nacional de Pluralismo e Interculturalidad, Julio Crocci. Asimismo hablaron Gabriela Fernández, quien encabeza la Oficina Argentina de la Organización Internacional para las Migraciones; institución que aporta para la creación del citado Centro; y Karina Spalla, presidente de la Corporación.

En la apertura, Crocci explicó que el emprendimiento implicará contar con “un centro integrador para brindar información válida, como los trámites migratorios, asesoramiento y acompañamiento jurídico, prevención de la violencia de género, violencia institucional, y también la toma de denuncias en caso de actos de discriminación y, sobre todo, talleres de empoderamiento, clases de idiomas, introducción al empleo y talleres de oficios. Por otra parte, será también un lugar importante para aquellas colectividades que no tengan sede donde poder reunirse, así como también será un espacio de encuentro, de conferencias y charlas. Será una casa abierta a la diversidad cultural.”

García, en tanto, puso de relieve “la gran satisfacción porque es un emprendimiento que se pone en marcha. Después, alegrarnos de que estemos hablando de migraciones. Un tema que en la Argentina hace muchos años que no se habla, o si se lo hace es en un sentido discriminatorio, o de una forma indigna, pensando que la Argentina tiene un bolsón de cosas para dar y muy poco para recibir. Queremos que todos los migrantes vengan ostentando la verdad de sus fines. Tenemos que ser muy abiertos con los que vienen a trabajar, a engrandecer el país, y restrictivos con quienes vienen con un propósito nocivo.”

Por su parte, Curi, quien es también titular de la Comisión Nacional para los Refugiados, expresó: “Es un honor concretar este proyecto que junto con Agusti anhelamos y en el que hemos trabajado y estudiado mucho. Para nosotros es un hito más de nuestra gestión. Entendemos que la única forma de administrar una migración es que sea segura -en el sentido de que el migrante cuente con todas las garantías-, ordenada y regular. Que el migrante, desde que sale de su país hasta que llega al de destino, cuente con todos los derechos humanos para que ese camino sea lo más digno posible. En este tema, este tipo de lugares donde se trata de integrar a los migrantes con la ciudad de acogida, es un elemento esencial. Pero solos no podemos. Entender que sólo los países de recepción tienen la posibilidad de administrar las migraciones es una ilusión. Necesitamos trabajar de manera coordinada y que el esfuerzo sea compartido con toda la comunidad internacional. Vamos a seguir haciendo lo que tenemos que hacer, pero necesitamos que nos ayuden y que esta idea de migración ordenada, regular y segura sea compartida por los demás países.”

Agusti, a su turno, comentó: “A principios de este año, cuando el director Nacional nos dijo que pensemos en políticas innovadoras, una de ellas fue pensar cómo apoyar el proceso de integración de los migrantes y estamos seguro de que estos espacios son un lugar de encuentro importante donde podamos romper algunas barreras: las barreras idiomáticas, las barreras para la integración social y laboral. Luego, intercambiando algunas ideas y trabajando en equipo -como siempre impulsa el director Nacional- y hablando con Crocci, identificamos que tenemos un mismo proyecto, al cual se sumaba la OIM que tiene una iniciativa acerca de estas casas de apoyo y de orientación para los migrantes.”

Finalmente, Avruj dijo que el proyecto “estaba relacionado con el plan nacional de derechos humanos presentado la semana pasada, el cual tiene dos objetivos: el objetivo de igualdad, inclusión y no discriminación. Y también el de formación en cultura cívica, derechos humanos y defensa de la democracia. Entender la dimensión del migrante como exégesis de la identidad argentina tiene que ver con esto del fortalecimiento de la democracia, que es entender la diversidad, la integración cultural, la diversidad religiosa y la sensibilidad social”.

El evento se desarrolló en la sede la Corporación Buenos Aires Sur, Luis Sáenz Peña 1626, con la asistencia de un centenar de personas.

En un acto realizado por la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, y la Corporación Buenos Aires Sur, en ocasión de la conmemoración del Día Internacional de Migrante, se presentó el "Centro de Orientación a Migrantes y Refugiados", como parte del Programa de Apoyo para la Integración Social del Migrante, "PAIS Migrante".

En la ocasión expusieron, por la DNM, su titular, Horacio García; el subdirector Nacional, Julián Curi; y el director de Asuntos Internacionales, Federico Agusti. Por la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural lo hicieron el secretario Claudio Avruj; y el director Nacional de Pluralismo e Interculturalidad, Julio Crocci. Asimismo hablaron Gabriela Fernández, quien encabeza la Oficina Argentina de la Organización Internacional para las Migraciones; institución que aporta para la creación del citado Centro; y Karina Spalla, presidente de la Corporación.

En la apertura, Crocci explicó que el emprendimiento implicará contar con “un centro integrador para brindar información válida, como los trámites migratorios, asesoramiento y acompañamiento jurídico, prevención de la violencia de género, violencia institucional, y también la toma de denuncias en caso de actos de discriminación y, sobre todo, talleres de empoderamiento, clases de idiomas, introducción al empleo y talleres de oficios. Por otra parte, será también un lugar importante para aquellas colectividades que no tengan sede donde poder reunirse, así como también será un espacio de encuentro, de conferencias y charlas. Será una casa abierta a la diversidad cultural.”

García, en tanto, puso de relieve “la gran satisfacción porque es un emprendimiento que se pone en marcha. Después, alegrarnos de que estemos hablando de migraciones. Un tema que en la Argentina hace muchos años que no se habla, o si se lo hace es en un sentido discriminatorio, o de una forma indigna, pensando que la Argentina tiene un bolsón de cosas para dar y muy poco para recibir. Queremos que todos los migrantes vengan ostentando la verdad de sus fines. Tenemos que ser muy abiertos con los que vienen a trabajar, a engrandecer el país, y restrictivos con quienes vienen con un propósito nocivo.”

Por su parte, Curi, quien es también titular de la Comisión Nacional para los Refugiados, expresó: “Es un honor concretar este proyecto que junto con Agusti anhelamos y en el que hemos trabajado y estudiado mucho. Para nosotros es un hito más de nuestra gestión. Entendemos que la única forma de administrar una migración es que sea segura -en el sentido de que el migrante cuente con todas las garantías-, ordenada y regular. Que el migrante, desde que sale de su país hasta que llega al de destino, cuente con todos los derechos humanos para que ese camino sea lo más digno posible. En este tema, este tipo de lugares donde se trata de integrar a los migrantes con la ciudad de acogida, es un elemento esencial. Pero solos no podemos. Entender que sólo los países de recepción tienen la posibilidad de administrar las migraciones es una ilusión. Necesitamos trabajar de manera coordinada y que el esfuerzo sea compartido con toda la comunidad internacional. Vamos a seguir haciendo lo que tenemos que hacer, pero necesitamos que nos ayuden y que esta idea de migración ordenada, regular y segura sea compartida por los demás países.”

Agusti, a su turno, comentó: “A principios de este año, cuando el director Nacional nos dijo que pensemos en políticas innovadoras, una de ellas fue pensar cómo apoyar el proceso de integración de los migrantes y estamos seguro de que estos espacios son un lugar de encuentro importante donde podamos romper algunas barreras: las barreras idiomáticas, las barreras para la integración social y laboral. Luego, intercambiando algunas ideas y trabajando en equipo -como siempre impulsa el director Nacional- y hablando con Crocci, identificamos que tenemos un mismo proyecto, al cual se sumaba la OIM que tiene una iniciativa acerca de estas casas de apoyo y de orientación para los migrantes.”

Finalmente, Avruj dijo que el proyecto “estaba relacionado con el plan nacional de derechos humanos presentado la semana pasada, el cual tiene dos objetivos: el objetivo de igualdad, inclusión y no discriminación. Y también el de formación en cultura cívica, derechos humanos y defensa de la democracia. Entender la dimensión del migrante como exégesis de la identidad argentina tiene que ver con esto del fortalecimiento de la democracia, que es entender la diversidad, la integración cultural, la diversidad religiosa y la sensibilidad social”.

El evento se desarrolló en la sede la Corporación Buenos Aires Sur, Luis Sáenz Peña 1626, con la asistencia de un centenar de personas.




Contacto

Dirección: Av. Antártida Argentina 1355, Ciudad de Buenos Aires
Código postal: C1104ACA
Teléfono: 54 (011) 4317-0234
Correo electrónico: info@migraciones.gov.ar
Contáctenos

Redes sociales

Programas

Usuarios