INTEGRACIÓN


En la implementación del Programa Siria han colaborado distintas organizaciones de la comunidad sirio-libanesa: el Centro Cultural Islámico de Argentina (CIRA), FEARAB Argentina-Confederación de Entidades Argentino-Árabes y la Iglesia Ortodoxa San Jorge (Consejo Administrativo Ortodoxo); y otras organizaciones e instituciones como ACIERA (Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina), FCCAM (Fundación Comisión Católica Argentina de Migraciones), JUCUM (Juventud con una Misión); Refugio Humanitario Argentino y el Colegio las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

En esa línea y ante las amplias demostraciones de interés y solidaridad por parte de la comunidad argentina, la Dirección Nacional de Migraciones conformó una Mesa de Trabajo interinstitucional para la articulación de actividades de implementación del Programa Siria, coordinada por la Dirección de Asuntos Internacionales y Sociales de la DNM, que tiene entre otros objetivos, el seguimiento de la ejecución del Programa Siria y procurar la facilitación del proceso de integración de sus beneficiarios con distintas medidas; manteniendo también reuniones con colectividades interesadas y grupos organizados vinculados con iglesias evangélicas y católicas dispuestas a colaborar con la situación de los sirios en nuestro país.

Las personas beneficiarias que ingresan al país bajo el Programa Siria, además de contar con el apoyo de la persona u organización requirente o de la organización que hubiera prestado el aval –en el caso que así fuera- cuentan con los mismos derechos y obligaciones que los migrantes en los términos de la Ley N° 25.871, incluyendo el derecho a trabajar. El principio fundamental que contempla la legislación migratoria vigente es el trato igualitario de los inmigrantes y sus familias en las mismas condiciones de protección, amparo y derecho de los que gozan los ciudadanos argentinos y el acceso igualitario a los servicios sociales y bienes públicos, sin sujetar esta igualdad a la condición migratoria de la persona.

El mismo trato y protección acordados en los términos de la Ley corresponden a los beneficiarios en cuanto al acceso a dispositivos y programas de carácter social, en sentido amplio, disponibles en el lugar de residencia que establezcan. La Ley de Migraciones establece los principios y lineamientos orientados a asegurar la integración de la población migrante a la sociedad o comunidad receptora, siendo importante destacar que es un compromiso explícitamente compartido por todos los niveles del Estado nacional, provincial y municipal: “el Estado en todas sus jurisdicciones, ya sea nacional, provincial o municipal, favorecerá las iniciativas tendientes a la integración de los extranjeros en su comunidad de residencia”.

En tal sentido, el marco jurídico y las políticas sociales del gobierno nacional, provincial y local definen los tipos de programas y dispositivos a los que la población accede, incluyendo a los beneficiarios del Programa Siria. Esto cabe para los distintos ámbitos de integración, que pueden incluir la inserción efectiva en el mercado de trabajo, los programas de apoyo para el ingreso al empleo, bolsas de trabajo; o los dispositivos públicos de atención en materia de salud disponibles.

Sin perjuicio de las diferencias idiomáticas, cabe destacar que por las características del Programa Siria, las personas beneficiarias han contado hasta el momento con la asistencia de las personas llamantes y el apoyo de miembros de las organizaciones sirias referidas, y que no se ha requerido dicha asistencia para efectivizar los trámites dado que los llamantes son argentinos o residentes en argentina que hablan el idioma; y por la misma razón las diferencias lingüísticas o culturales no han generado situaciones de conflicto, si no oportunidades de enriquecimiento a través de la diversidad para la construcción de una sociedad más plural.

Los beneficiarios del Programa Siria, tal como dicho régimen especial lo prevé, ingresan al país como residentes temporarios en el marco del artículo 23 inciso m) de la Ley N° 25.871, no son refugiados reconocidos en los términos de la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados o la Ley N° 26.165. Sin perjuicio de ello, conservan el derecho a peticionar el reconocimiento de la condición de refugiado en el país mediante los procedimientos vigentes.

Para quienes quieran ofrecer colaboración o asistencia solidaria y sin fines de lucro, pueden hacerlo escribiendo a: asuntos.sociales@migraciones.gov.ar




Contacto

Dirección: Av. Antártida Argentina 1355, Ciudad de Buenos Aires
Código postal: C1104ACA
Teléfono: 54 (011) 4317-0234
Correo electrónico: info@migraciones.gov.ar
Contáctenos